Moriré en Valparaíso

Moriré en Valparaíso
Mi nuevo libro con prólogo de Roberto Ampuero

domingo, 5 de septiembre de 2010

Aullido

Aquel nefasto 31 de julio apenas descansaban los carros tras la última bajada del ascensor Cordillera -los 51 segundos más tristes de los que se tenga memoria- cuando mi celular empezó a sonar. A poco andar tenía mensajes de dos matutinos capitalinos más CHV, TVN, y CNN Chile.

Llegó el primer periodista. ¿Primera pregunta? "Da la sensación que los porteños no cuidan a su patrimonio, ¿Qué opinas?" Bastó el frío fruncir de mis cejas rusas para que entendiera que no mordería tal venenosa carnada. Es más, durante 20 minutos, hice lo posible para convencerle que la pregunta estaba mal planteada. Me explayé en como la recuperación de otras ciudades patrimoniales de la misma categoría de Valparaíso viene fuertemente subsidiados por sus respectivos gobiernos. Expliqué que más del 60% de las casas de Valparaíso están exentas de pago de contribución por lo antiguas. Ninguna otra ciudad chilena tiene esta mochila. Le recordé que la ciudad, con su asombroso laberinto de calles, escaleras, y callejones, tiene tres veces más estructura vial per cápita que cualquier otra ciudad de Chile. Le informé que los ascensores requieren 15 veces más inversión de lo que venden. "No lo que rentan", le dije. "Lo que venden".

"El gobierno de Ecuador", continuaba, "invierte US $50 millones al año para la recuperación patrimonial de Quito."

Repetí más o menos el mismo guión con los demás periodistas. Todos parecieron impresionados. Pero no es fácil revertir una narrativa cuando viene incubándose hace años. Es más, para los santiaguinos, el cliché, "los porteños no saben cuidar su patrimonio", es conveniente. Les permite lavarse las manos. Así, imagínense mi disolución cuando los 5 reportajes salieron con la narrativa de siempre.

Lo cual nos trae al dantesco acontecimiento del jueves pasado.

El terremoto, el fraude, el cierre de los ascensores. Ahora esto. No se puede creer. En Valparaíso, cualquier columna de humo negro provoca pánico. Pero, para miles, la imagen de llamas emanando desde el reloj de nuestro "Pancho" era diferente. Era demasiado. Ninguna ciudad puede tener tan mala suerte. Me acosté con ganas de vomitar.

Pero el viernes amaneció con otra vibra. La empresa constructora, al parecer, tendría seguros y capaz que éstos alcancen para reconstruir todo. Es más, tanto el intendente como el alcalde parecen haber encontrado su voz. No solamente reconstruiremos la iglesia. Recuperaremos el barrio. Este mismo día empezó a dibujarse una solución temporal para reabrir algunos ascensores.

El viernes en la tarde, tomando la temperatura del ánimo porteño en Twitter, me nació la siguiente idea: El próximo 4 de octubre, día de "San Francisco de Asís", armemos una gran fiesta en la calle Setimio frente a la Iglesia. Apoyemos a la congregación y las monjas. Llevemos nuestras mascotas. Pero, más importante, demostremos a todo Chile quienes somos. No se trata de una letanía de amargura, sino una señal de unidad. Nosotros, los porteños, no seremos vencidos.

10 comentarios:

El Gringo dijo...

Recibido desde Twitter.

filopemen @ToddTemkin Excelente,hice comentarios en emol. Chile debe potenciar sus ciudades puertos, no explotarlas sin misericordia

El Gringo dijo...

Recibido via Twitter de: Dublinazo @ToddTemkin Buenísima columna. El acensor del C° Cordillera le robaron los cables de cobre, en fin, eso es lo que se consigue al cerrarlos.

El Gringo dijo...

En la compania nos habian avisado que el ascensor cordillera estaba listo para funcionar. Habria que investigar el tema. Gracias por el dato.

El Gringo dijo...

recibido de Mercuriovalpo.cl

filopemen@gmail.comImportante punto la inversion,por Valparaiso pasan cerca de US$30.000 millones (dolares) , con un uso de gran parte de su costa y caminos(100 hectareas), sin desmerecer en Viña, el casino (1 hectares)mueve US$100 millones y el aporte es mucho mayor.
Firma: filopemen.-

El Gringo dijo...

recibido de Mercuriovalpo.cl

de free1weights@yahoo.com

Cansado de hacer los mismos comentarios, entiendo la tremenda frustracion de este amigo americano que se afinco en Valparaiso, el unico, parece, que quiere a la ciudad, Ni el Alcalde, ni las autoridades que lo rodean, ni siquiera el gobierno anternior o este, les preocupa el Patrimonio de la ciudad, me atreveria a decir, ni siquiera sus habitantes. Cuando sera el dia en que esta ciudad deje de vivir de projectos, cuando sera el dia en que no tengamos que convivir con jauria de perros en las calles, vendedores ambulantes, quebradas sucias, una ciudad que mas se asemeja a ciudades africanas, cuando sera el dia en que no hayan ladrones trabajando para el gobierno de turno, (Valparaiso tiene un record) o el dia en que todos los ascensores esten funcionando y sean un icono para la ciudad, y para terminar cuando podre ver el dia en que el gobierno destine 50 millones de dolares como lo hace Ecuador. Que envidia!!

El Gringo dijo...

recibido de mercuriovalpo.cl

jpvargasj@gmail.com

No sé si se trata de mala suerte. Todo trabajo de reparación provoca situaciones de riesgo ante las cuales se debe estar alerta.
Me ha tocado ver cómo personas que suben a colectivos y micros arrojan papeles a la calle, como si los basureros no existiesen.
He visto cómo grandes inversiones, como la recuperación de calle Uruguay (concurso Ejes Transversales), terminan en espacios abandonados al desorden.
He visto cómo las barandas de protección de merval, de vidrio laminado, han sido reemplazadas en tramos por placas de madera debido a su destrozo.
Creo que Valparaíso no depende sólo de inversiones millonarias sino también de campañas educativas para convencer a sus pobladores de la riqueza que poseen para que comiencen a preservarla con cariño.
Saludos cordiales.
Atte.
JP Vargas.
Arqto.-
Firma: Juan Pablo Vargas - Arqto.-.-

El Gringo dijo...

recibido via mercuriovalpo.cl

de soldarx2000@live.com

No creo que en otras ciudades exista el amor de los ciudadanos para con su cuidad ,como en Valparaiso,luego de la proclamacion como ciudad patrimonial ,la celebracion y toda la faramaña que se armo las autoridades se olvidaron de la responsavilidad que ello trajo y creyeron que esto funcionaria solo , de los dineros comprometidos ni hablar ,y ahora la triste noticia del cierre de nuestros queridos ascensores , que nos queda ,dar la pelea por ellos y que no pase lo mismo que con el la cruz ,mariposa ,que se encuentran cerrados sin poder prestar su util servicio
Firma: alfonso espinoza.-

El Gringo dijo...

Solo un par de observaciones con respeto a si los portenos aman o no su ciudad.

1) los grafitis no son problema de Valparaiso. Son problema urbano al nivel mundial.

2) Es evidente que, en Valparaiso, igual a Santiago, existen poblaciones de personas marginadas socialmente y economicamente del quehacer de la ciudad y que estas personas, en general, no participen en la mantencion de ella. Curiosamente, este fenomeno tambien existe en todas las otras urbes de Chile.

El punto de reflexion es lo siguiente: Es posible vivir en Santiago, pasar todo su vida entre la Plaza Italia y la cordillera, y nunca toparse con estos sectores marginados de la ciudad. Muchos lo hacen.

En Valparaiso, al contrario, las poblaciones marginadas estan a la vista. Es mas, en Valparaiso nos gusta que sea asi. Es decir, que seamos una ciudad mas representativa y menos clasista.

En conclusion, creo que el porteno de clase media hacia arribe, en general, tiene fuerte arraigo y sentido de identidad. Creo que esta super bien informado y participativo.

El problema de los rayados y el descuido de las poblaciones marginadas es fenemono de todas las ciudades, pero se siente mas fuerte en Valpo por su condicion de anfiteatro a la vista de todos.

saludos,
el gringo

Jan Puerta dijo...

Apreciado Mr. Tood
Ante todo le felicito por la labor y el excelente artículo publicado en su columna del Mercurio de Valparaíso.
Me gustaría poder contactar con usted para comentarle un proyecto en referencia a lo que comenta sobre el próximo 4 de octubre.
janpuerta@gmail.com
Un abrazo

El Gringo dijo...

Hola Jan,

Perfecto. Mi correo es toddtemkin@gmail.com Nota: me encuentro de viaje en este momento y vuelvo el 15 de Sept.

saludos,
TT