Moriré en Valparaíso

Moriré en Valparaíso
Mi nuevo libro con prólogo de Roberto Ampuero

domingo, 7 de febrero de 2010

Una caja de chocolates

La primera vez que recuerdo haber conocido a Pablo Peragallo fue el 2000. Pero como se trata de un personaje ubicuo en el paisaje porteño, es posible que lo haya conocido antes. Sólo recuerdo que un día de invierno compraba un diario bajo la sombra del Reloj Turri. Se me acerca un caballero. Me abraza como si me hubiera conocido mil años. "Cuando inaugures el nuevo campus de la Fundación te voy a visitar y te voy a regalar un pino. Es un ciprés que viene de Italia. Es primo directo de aquellos cipreses que vigilan el Cementerio No. 1 del cerro Panteón".

Me llegó el pino. Así, nació una linda amistad.

Pablo tiene 62 años, de los cuales 60 ha vivido en "La casa Peraga", el histórico castillo construido a pie del cerro Mariposas por Arnaldo Barison.

Allí están sus cuadros, recortes, libros, medallas, colecciones. Allí está el telegrama que redactó para Ronald Reagan y Mijaíl Gorbachov el 8 de octubre de 1986, enviado al hotel donde los dos se hospedaban durante su primera cumbre. Dice: "Mi amado Valparaíso cumple 450 años este año. No puedo imaginar un regalo más lindo para mi ciudad que un tratado de paz mundial. Les deseo suerte, Pablo Peragallo." Años después, la copia original del telegrama fue firmado por Gorbachov en Valparaíso.

En la misma casa están las fotos de Pablo con Luciano Benetton, Michelle Bachelet, Ricardo Lagos, y centenares de otros personajes. Allí está con el Dalai Lama. Me muestra una tela que el mismo tibetano le regaló, junto con un recorte de un diario internacional. En la foto, el Dalai Lama regala al Presidente Nicholas Sarkozy una tela idéntica a la que tiene Pablo.

En 1998, Pablo sufrió un cuádruple bypass. Estuvo inválido. Al borde de la muerte. Durante dos años vivió en absoluta soledad. Aprendió a hablar desde cero. Su mente es lúcida, pero habla pausado. Acusa dislexia. Emana una luz impresionante. Clave en tal milagro fue el amor de su polola eterna, Angélica Vera. Se casaron en la Iglesia las Carmelitas del cerro Bellavista. Pablo mandó a hacer una copa de bronce. Dice: "Pablo Jesús Peragallo Silva 1948-1998. Jubileo 2000". Pablo había renacido.

En la película "Forrest Gump" de Robert Zemeckis, Tom Hanks interpreta a un adulto que ve la vida con la inocencia de un niño. No es capaz ni de la manipulación ni de la mentira. Siempre busca lo bueno en las personas. Los termina enalteciendo. Su vida se convierte en un hilo de milagros y bendiciones.

El 31 de diciembre de 2009, Pablo Peragallo, Hijo Ilustre de nuestra ciudad, asistió a la fiesta oficial en el Museo Lord Cochrane. A las 12, se acerca a la mesa del alcalde Castro y Sebastián Piñera. Se saludan. De repente se prenden las cámaras. Piñera levanta una copa desde la mesa y entrega su primer brindis del Bicentenario. Les invito a revisar las imágenes de tal brindis que salió en la tele. En la mano del Presidente electo, está aquella mítica copa de bronce, la de Pablo Peragallo.

La vida es como una caja de chocolates.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

"La gente no se da cuenta de todo lo que hay en Valparaíso y de lo importantes que son las personas. Ellas también son patrimonio".

Pablo Peragallo.

Saludos
Daniel

El Gringo dijo...

Daniel,

No podría haberlo dicho mejor. Saludos, TT

emilio dijo...

es un selecto resumen de la vida de un gran porteño de cepa de inmigrantes italianos, felicitaciones

El Gringo dijo...

recibido por correo electrónico:

2010/2/8 Eugenio Rodriguez Morales

Todd:
Bueno tu artículo de ayer. Muy buen retrato de nuestro común amigo Pablo.

Missbook asg dijo...

que bella forma para hablar de un amigo, de sus deseos y de lo que les une. me gustan los chocolates, y siempre guardo las cajas, jaja

Gato Tuerto dijo...

Recibido por mercuriovalpo.cl

de: hotel@riviera.cl

Cuando uno se inspira en otra persona para escribir y más aun si esa otra persona está viva, ennoblece al escritor, en especial, por lo que acabo de leer. Hemos disfrutado de la compañia de Pablo. Nos alegramos sinceramente de su recuperación y enhorabuena y viento a un largo, le deseamos muchos años más. La prosa de Todd Temkin, con su sencilles, profundidad y claridad,entretiene y lo dice todo. Dan ganas de seguir leyendo.
Bernardo y Paulette.

Firma: Bernardo Leddihn Oelckers.-

El Gringo dijo...

Estimados amigos,

Me han parado varias personas en la calle para comentar lo mismo de Uds. Aparentemente, me cariño para este personaje es compartido por muchos, lo cual, no sorprende. Un abrazo.

TT

Anónimo dijo...

Siempre e históricamente en Valparaíso han existido notables personajes, en ausencia de los que ya se marcharon, obviamente Pablo Peragallo está cubriendo con creces el espacio que dejaron con la prestancia y el carácter que el cargo requiere.

Ojalá sigan surgiendo en nuestro puerto más espíritus, como Pablo, para ir renovando esta legión de buenos porteños que de alguna manera nos dan y nos dieron, canalizan y canalizaron esa magia que solamente podemos encontrar en Valparaíso.

Por ejemplo a Todd ya lo están envolviendo esos efluvios de magia.

Un abrazo,

Alfonso.

El Gringo dijo...

Alfonso,

De acuerdo. De hecho existen aun muchos de estos personajes dando vuelta. Lo que quise hacer era un granito de arena para comunicar eso. Saludos y gracias por tu apoyo. TT

El Gringo dijo...

Recibido por mercuriovalpo.cl

adrianamarinetti@hotmail.com

ES MUY NOBLE DEL AUTOR CONTAR LA VIDA DE PABLO... NUESTRO PABLO ES UN GRAN HOMBRE QUE NUNCA OLVIDA SUS RAICES....A SUS AMIGOS Y A SU VALPARAISO QUIEN LO HONRO MERECIDAMENTE COMO SU HIJO ILUSTRE....LO CONOCIMOS EN LOS ROMEROS DE CONCON DONDE CONVALECIO DE SU ENFERMEDAD ,CUIDADO POR SU GRAN AMIGA DEL ALMA...PABLITO ES UNO DE POCOS DE MUCHA SENSIBILIDAD ..NUESTRA MAYOR ALEGRIA ES VERLO EN, PLENITUD GOZANDO DE LA VIDA...
FRANCISCO Y ADRIANA

Firma: ADRIANA MARINETTI GARCIA.-

maria elena ralph dijo...

Pablito me alegra de que estés bien,tengo muy buenos recuerdos tuyos.
Felicidades!!!

María Elena Ralph